Welcome to the FOCAL archive

The Canadian Foundation for the Americas (FOCAL) is no longer in operation. This website documents FOCAL's activities and accomplishments throughout its existence. Thank you for your interest in the work of FOCAL.

Inserción laboral de jóvenes en Venezuela 

Daniel Mogollón Muñoz

munoz_estudiantes

Foto: Superactec
Jóvenes estudiante del último año de bachillerato, recibiendo cursos de computación en el Centro Superatec de Antímano (barrio popular de Caracas).

La sociedad venezolana deberá encarar grandes retos para salir de la pobreza, uno de ellos es masificar la educación media en el país y buscar que los jóvenes puedan ingresar al mercado laboral a los 18 ó 19 años de edad.

Superatec es una organización venezolana sin fines de lucro, cuya misión desde el 2002 es promover cambios en la vida de los jóvenes de escasos recursos económicos y en su entorno mediante la formación humana, tecnológica y la inserción laboral. Como parte del proyecto de investigación donde se intenta medir el impacto de esta organización, se ha obtenido a grandes rasgos información preocupante. De los datos del Ministerio del Poder Popular para la Educación, para el Municipio Libertador (Caracas), sólo el 13 por ciento de los centros educativos cuentan con ciclo diversificado (bachillerato) o formación técnica-media, ya sean públicos o privados.

Además, de los centros educativos que no poseen educación diversificada o técnica-media, el 60 por ciento son públicos y de los centros educativos con ciclo diversificado o técnica-media el 75 por ciento son privados. Las escuelas privadas son aquellas cuya administración se encuentra en manos privadas, donde los representantes cancelan una cuota de inscripción o una mensualidad, por lo tanto no necesariamente se refiere a escuelas de altos costos de acceso.

Como resultado, aproximadamente sólo 12 por ciento de los jóvenes de Caracas logran acceder al ciclo diversificado y posteriormente a la educación superior, ya sea universitaria o técnica. ¿Qué sucede con el resto de los jóvenes? Además de no acceder a la educación superior, van al mercado de trabajo con una baja capacidad profesional. Efectivamente, la calidad de la educación en las escuelas privadas supera la de las públicas, lo que deriva en que el acceso a las universidades está predeterminado por la escuela de origen del estudiante. Esto nos lleva a la conclusión de que la mayoría de los jóvenes que no acceden al ciclo diversificado, y posteriormente a la universidad, y que se movilizan al mercado de trabajo, son los jóvenes de bajos niveles socioeconómicos. En el peor de los casos los jóvenes excluidos del sistema educativo cuando no pasan a formar parte del mercado laboral tienen una alta probabilidad de caer en la delincuencia, uno de los mayores problemas que actualmente padece el país.

Evidentemente existe un desequilibrio entre la oferta y la demanda en educación. No se evidencia que el desequilibrio sea en la demanda porque la data levantada a lo largo de los varios años no muestra una matrícula en disminución en función de la capacidad instalada de los centros educativos en atender los jóvenes que van subiendo en los niveles.

En este sentido, se presenta una baja oferta de centros educativos, especialmente en las escuelas públicas. Esto indica claramente la necesidad de intervenir mediante políticas públicas que incentiven el aumento en la dotación de infraestructura, así como en la calidad educativa.

En fin, existe la dificultad en el acceso al sistema educativo por falta de recursos económicos de sus familias, la ubicación geográfica de sus hogares con respecto al lugar donde está la escuela o por falta de adaptación a la cultura escolar.

Existen diferentes respuestas a nivel gubernamental ante esta situación, entre ellas y la principal, las políticas y acciones desarrolladas por el Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista que tiene entre sus funciones promover la inclusión socio-productiva de todas las personas, especialmente de aquellas en situación de pobreza extrema y condiciones de especial vulnerabilidad o exclusión. Asimismo el gobierno central ha creado programas sociales como la “Misión Ribas” dirigida a jóvenes y adultos para su formación en el nivel de secundaria para egresar como bachilleres. Queda por estudiar el verdadero impacto de esta misión en cuanto a sus metas y población objetivo. Aun así, luego de semejantes iniciativas gubernamentales siguen existiendo problemas en el acceso a la educación superior y en la calidad técnica de los jóvenes que ingresan en el mercado laboral.

Una posible solución a este problema es descentralizar el sistema educativo, hasta el nivel municipal, otorgándole responsabilidades sobre la calidad de la educación a la sociedad civil organizada y a las autoridades locales. Se debe evitar el uso del sistema educativo como instrumento para el clientelismo político, definiendo los perfiles de competencias que respondan a la realidad social, económica y cultural del país. Es en el aula donde se debería estimular la construcción del comportamiento social y del conocimiento académico-profesional y donde se fortalezca la autoestima en las relaciones sociales.

Bajo estas premisas, Superatec se presenta como una opción alternativa al sistema educativo para contribuir al fortalecimiento de las capacidades humanas y tecnológicas de jóvenes de comunidades pobres, cursantes del último año del ciclo de bachillerato brindándoles herramientas que los hacen más competitivos y preparados para su superación profesional y personal dentro del mercado laboral.

Superatec presenta el reto de la replicabilidad y escalabilidad para realmente impactar en la problemática social descrita. En sus años de vida ha logrado cambiar la vida de más de 5,000 jóvenes que han pasado por sus aulas. Actualmente, un estudio de medición de impacto se está realizando utilizando modelos econométricos. Resultados preliminares permiten concluir que, con programas de educación alternativos dirigidos a jóvenes de escasos recursos que están ingresando en el mercado laboral, Superatec está contribuyendo positivamente en la solución de sus problemas: superar la pobreza.blue square

Daniel Mogollón Muñoz es Profesor de políticas públicas y Asesor en responsabilidad social, desarrollo e innovación. Es socio fundador de SustentaCorp, empresa de consultoría en modelos de sostenibilidad.


blog comments powered by Disqus
 
Comments Policy

Comments displayed in the Disqus forum are not the opinion of FOCAL, but of the commenter. Personal attacks, offensive language, false claims, solicitation and spam are not permitted.

Click "Flag" to report abuse to the moderator.

disqus_logo Privacy Policy

addthis AddThis Privacy Policy